Featured

Las hackatones son inútiles, ¿quieres saber por qué?

Los hackatones son la solución de ayer para exponer a los empleados a nuevas tecnologías y reclutar nuevos talentos. La mayoría de los participantes del hackaton son increíbles. Están tratando de aprender, pensando ideas y conociendo gente, pero, aunque los hackatones pueden ser divertidos, por lo general no tienen sentido y muy rara vez generan una innovación real y duradera.

En primer lugar, los hackatones no implican ningún hackeo. Se basan en la premisa de que puedes hackear la innovación. Eso es absolutamente falso. No serás innovador/a solo porque pagues un boleto de €50 o porque pases 2 días hábiles haciendo algo “diferente”. Como hemos dicho antes millones de veces: la innovación es un proceso. Y los procesos implican tiempo.

Los hackatones pueden proporcionar a los organizadores contenido de redes sociales, fotos de personas que trabajan duro, historias de Instagram, etiquetas en publicaciones, etc. y tal vez incluso algunos comunicados de prensa. Pero la mayoría de las veces son solo una actividad para que el Departamento de Innovación de una empresa elabore un informe y lo envíe a los Heads o Leads. O tal vez son una forma de reclutar participantes que luego le envían a RRHH.

Sin un plan real para integrar la tecnología, o la voluntad de pagarle al equipo ganador para construir un producto que pueda implementar, no obtendrás utilidad de la experiencia. Los hackatones por definición duran 2 días. La innovación es, por definición, difícil y lleva mucho tiempo. Esto no es compatible.

Resolver un problema en el vacío tampoco es posible. Los participantes de hackaton generalmente no tienen el conocimiento contextual adecuado o la suficiente experiencia técnica y estos defectos tienden a pasar desapercibidos en el tiempo limitado en que tienen lugar los eventos.

La innovación requiere múltiples disciplinas y una cultura real de innovación. Si no estás interesado en eso, crearás otra aplicación que nadie usa, no resolverás problemas reales y perderás tiempo y dinero.

Los hackatones brindan a los participantes la ilusión de conocimiento y la ilusión de que los problemas son fáciles de resolver si son lo suficientemente creativos. Bueno, la creatividad en realidad no importa. Los hackatones son una forma rápida de hacer que las personas sientan que han creado algo innovador pero que nadie está realmente trabajando en detectar problemas reales para resolverlos o cómo optimizar los procesos.

Hay mejores maneras de llegar a las universidades, involucrar a las fintech y capacitar a su personal. En lugar de un hackathon, puedes intentar ofrecer pasantías a estudiantes universitarios u organizar una serie capacitaciones en innovación para tu equipo.

Los hackatones generan adrenalina y eso suele ser muy atractivo. Pero la “open innovation” no ayuda. Ni siquiera en la fase de ideación. Debes tener debates significativos y estructurados que cuestionen las ideas si deseas crear un impacto real.

La innovación es un viaje de descubrimiento y fracaso. Es un proceso iterativo que requiere paciencia y disciplina. La innovación no es un premio rápido y una story en Instagram. Los hackatones, con su ritmo febril, sus escasos parámetros y su cultura ganadora, no solo eluden este proceso, sino que lo desalientan. Y aunque esa es una razón por la cual son atractivos, hay muy poca evidencia de hackatones que conduzcan directamente a grandes éxitos del mercado.

Subscribe

Product Innovation Salad Newsletter

The best design & innovation content from the depths of the Internet curated by a team of product design experts delivered to your inbox every 2 weeks.
Gracias por suscribirte!
Oops! Algo salió mal. Vuelve a intentar más tarde.
Suscríbete

Product Innovation Salad Newsletter

EL mejor contenido en Diseño e Innovación de la profundidad de internet curado por nuestro equipo de expertos Product Designers, enviado a tu correo cada 2 semanas.
Gracias por suscribirte!
Oops! Algo salió mal. Vuelve a intentar más tarde.