Featured

Digital Drivers: Christian Vizcarra

Inauguramos nuestra sección de entrevistas, Digital Drivers, con Christian Vizcarra, Product Designer de Perú.

¿Qué es el diseño para vos? 

El diseño es todo. Creo que el diseño está en absolutamente todo lo que vemos. Desde el lugar donde nos sentamos, la computadora en la que estoy, la laptop que uso en el trabajo, hasta todo lo que nosotros vemos en la vida, en cada detalle. Creo que es una parte fundamental de la vida.

Sos un influencer, ¿cómo llegaste a tener tantos followers en Instagram? 

Es una larga historia. Para poner un poco en contexto, yo inicié mi Instagram en Enero 2018. Hace poco. Lo comencé porque Instagram me había bloqueado mi cuenta anterior. Es una historia rara que aun sigo sin saber qué paso. 

En mi antiguo Instagram yo tenía fotos personales, fotos de viajes, tenía aproximadamente 200 followers. Un día quise intentar publicar un trabajo que hice porque veía que otras cuentas lo hacían. Intenté publicar una vez y quise probar de poner un poco de pauta en ese post para probar como funcionaba ese tema de las pautas en Instagram. Al día siguiente fui bloqueado por Instagram. No sé por qué pero estoy bloqueado de por vida creo. No puedo hacer pautas hasta el día de hoy. Parece que Instagram reconoce el nombre y el apellido y dónde estoy. Intenté de todo: cambié de Facebook, cambié de Instagram, me creé una cuenta falsa en Gmail, todo. Parece que Instagram detecta que estoy en Perú, que me llamo Christian. Ya intente de todo para salir de la lista negra de Instagram pero hasta hoy no recibo ayuda alguna, asi que no puedo hacer anuncios, publicidad de nada. 

Después del bloqueo me creé una cuenta nueva y comencé a usarla solo para publicar trabajos. Publiqué durante casi 5 meses sin parar todos los días a la misma hora. Siento que el tema de que fui constante y que fue un contenido interesante hizo que poco a poco ganara más y más followers. Hice pequeños experimentos desde el 2018 hasta ahora con distintos tipos de contenido. 

Al principio publicaba desafíos personales de diseño a diario y después no se me hizo escalable porque era mucho tiempo dedicado a eso todos los días, entonces empecé a hacer un mix. Me metí en el mundo de la fotografía de producto, me compré una 

cámara, empecé a tomar fotos y fui mezclando diseños, fotos y luego también tips o cosas más al estilo de un blog de la vida de un diseñador. 

¿Qué fue lo más raro que te pasó gracias a Instagram? 

Lo más loco a nivel profesional ha sido el tema de clientes. Me ha ayudado bastante a abrir varias puertas. Antes usaba Behance y Dribbble, pero siento que Instagram es más orgánico. No solo tengo un público diseñador sino que también tengo dentro de mis followers futuros diseñadores y clientes y futuros clientes o alguien que me pueda recomendar. Es muy amplio y las posibilidades de networking son altas.

Lo más loco fue que me contactó una empresa de Dubai pensando que tenía un equipo multidisciplinar. Me dijeron que tenía que hacer el rebranding y crear toda una plataforma para vender pasajes de avión de distintas empresas a gran escala. Era una fusión de Airbnb, Despegar y Booking. Me dijeron. bueno queremos todo esto en 3 meses, ¿lo haces o no lo haces?. Y era como que wow. Obviamente el tiempo era corto para todo lo que se tenía que hacer y más porque era yo solo. No llegaba y tenía otros clientes así que no pude aceptar, pero me hizo pensar muchas cosas sobre las oportunidades que hay en el mercado a nivel internacional.

En tu bio de Instagram tienes etiquetados The Design Project, Design Now y Unrise. ¿Querés contar un poco de qué va cada uno? 

Son proyectos personales que van en paralelo. Los cuento en orden cronológico: 

Primero fue The Design Project. Fue un proyecto y una crítica que hice hacia los trabajos que hay en Dribbble. Pasa mucho que en Dribbble hay mucho diseño bonito pero que no funciona. Entonces cuando comencé mi Instagram quería publicar cosas a diario pero quería hacer un desafío y algo diferente. Entonces decidí hacer un challenge donde día a día tenía que resolver un problema cotidiano con diseño. Me levantaba y analizaba mi día anterior. Si tenía desordenado el cuarto, no encontraba un lugar para lavar la ropa o justo se me antojaba comer carne pero no sabía dónde vendían carne pensaba cómo resolverlo a través del diseño. La gente se sentía identificada y creo que por eso me empezaron a seguir. Quise hacerlo a gran escala. Armé el instagram, armé una página y escribí unos posts. La página gano unos premios de Awwwards y ahora está en standby pero estoy haciendo algunas mejoras en el proceso porque me gustaría que sea como un Inktober pero de diseño basado en problemas cotidianos. Escribí un artículo en Medium contando la historia del proyecto.

Design Now es una iniciativa que estoy haciendo con dos ex compañeros de trabajo y amigos, Daniel Segura, programador que sabe mucho de diseño, y Rocío Sotomayor, diseñadora de interface. Estamos creando una escuela de diseño para enseñar skills que se necesiten en el mundo digital. Vamos a empezar con un workshop de UI, estamos viendo locales, el temario y a dónde ir porque vemos una gran oportunidad en América Latina. Es algo que va en paralelo a nuestros trabajos. 

Unrise es un proyecto para crear una agencia digital. A raíz de lo que pasó con esa compañía de Dubai que te contaba surge Unrise. Estoy pensando y creando una identidad para crear una agencia donde pueda tener gente de confianza así, si aparece una empresa como la de Dubai, puedo hacer el trabajo. Capaz a la larga me dedico esto. O capaz no. Son proyectos. Estoy abriendo puertas y creando productos 

¿Qué es lo mejor de ser freelance? 

La independencia. Eres dueño del tiempo y decides a qué dedicarle y a que no. Puedo ir a gimnasio, comer sano, cocinar y, si se me antoja, ir al cine. Tu controlas tus tiempos. 

¿Y lo peor? 

Es un arma de doble filo. Necesitas mucha disciplina para no tirarte el tiempo viendo Netflix o no haciendo nada. Depende del estadio donde estás te funciona o no. Si necesitas bastante plata a fin de mes y debes pagar cuentas y demás, se vuelve más difícil. 

¿Qué querías ser de grande cuando eras chico? 

Cuando era niño quería ser constructor/científico. Jugaba mucho con los Legos, me gustaban mucho los juguetes y la televisión y me llamaba mucho la atención cómo se hacían las películas. Quería hacer cosas. Crear cosas. Construir mi cama, mi auto, un cohete. Cuando fui creciendo esto fue cambiando y amoldándose un poco. 

En mi cabeza estaba como un mandato que decía que tenía que ser ingeniero. Mi mamá pensaba que sería ingeniero o médico porque me iba bien en los números y mi papá no entendía cómo iba a ganar plata siendo diseñador gráfico. Antes se entendía diseñador gráfico como el que hacía gigantografías, logos o flyers. Pero yo no quería ser muy formal, quería tener una carrera donde no tuviera que usar corbata y soy una persona muy terca y bueno, me metí a estudiar diseño gráfico. Seguramente hubiera estudiado diseño industrial si hubiera sabido qué era. 

¿Sentís que te sirvió hacer una carrera universitaria? 

Sí. Yo estudié diseño gráfico acá en Perú y después me fui a Brasil a estudiar diseño digital que estaba más enfocado a la parte de experiencia. Creo que si no hubiera estudiado diseño gráfico no hubiera ido a Brasil y es toda una cadena de cosas que no hubieran pasado. Siento que para estar donde estoy he tenido que pasar por todo el proceso. No cambiaría nada. 

¿Qué es lo mejor de trabajar en Perú? 

Lo mejor es que hay muchas oportunidades. Cuando volví de Brasil yo sentía que el tema de la innovación, de la transformación digital y las startups no estaban tan avanzadas acá. Eso es real todavía pero siento que hay muchísimo por hacer. Hay mucho potencial porque es una cultura donde a la gente le gusta salir adelante y hay tantas cosas por resolver que es muy interesante. 

¿Y lo peor? 

Al estar todo en caos permanente a veces no hay mucha gente haciendo cosas muy locas entonces y tienes que tratar de generar este contexto. Hace 3 años no había Meetups. Hoy en día la gente se puso las pilas. Hubo uno de Figma hace poco, hay algunos de Sketch y yo organizo los de Dribbble. El conocimiento está muy aislado en Norteamérica y Europa y todo está en inglés. Hay una gran barrera de conocimiento y de oportunidades. El contexto de Latinoamérica no es el mismo de Nueva York o Barcelona, obviamente. La gente allá es más digital y no te tienes que preocupar tanto por que la gente no quiera comprar en Internet o poner la tarjeta de crédito en un sitio web. Hay una escala de digitalización diferente. 

¿Alguna cuenta de alguna red social, algún medio o algún libro que quieras recomendar? 

Yo uso mucho Instagram. Sigo muchas páginas. Normalmente pongo UI y UX y sigo a todos. Sigo al blog de Invision. Uso bastante Twitter también. No es muy común acá en Latinoamérica pero en otros países sí usan Twitter. También leo bastante Product Hunt y Design News, muchos artículos en Medium y escucho podcasts. En cuanto a libros, tengo todos los de Austin Kleon que son muy buenos, Work for money design for love también me gusta mucho. Otra cosa que hago es ver videos de Amazon de esos que cuentan todas las cosas que puedes comprar por menos de 20 dólares. Videos sobre charlas de TED y hasta conferencias/meetups sobre diseño que algunas veces lo suben a Internet. Hay mucha información por consumir en Internet. Hoy en día uno debe a aprender a ser autodidácta y curioso para poder aprender más

Si tuvieras que hacer un curso sobre algo, ¿sobre qué lo harías? 

A mí me gustan mucho los muebles. Haría un curso para saber hacer muebles. Específicamente de cosas con madera y muy artesanales. 

¿Qué te imaginas haciendo en 10 años? 

En una startup mía. O al menos haber hecho una y fallado. Pero al menos haber hecho una. No soy mucho de ser independiente o dependiente. Haría ambas. Quizás esté en una empresa grande donde me sienta cómodo o tal vez en una empresa donde esté yo con un gran equipo. Cambiando al mundo seguro. Habré vivido en un país por 2 años y habré regresado al Perú. A Estados Unidos o capaz en España. Donde me lleve el viento. 

¿Algún consejo para alguien que sea o quiera ser diseñador/a? 

Que no se quede con las ganas de aprender. No todo está en lo que te enseñan en la Universidad o Instituto. Tienes que ir por más. Lo que te enseñan es la punta del iceberg. También le aconsejaría que no pierda nunca la curiosidad y pregunte todo lo que no entiende o no sabe. Me han tildado de preguntón en las clases pero creo que eso me ha ayudado bastante a aprender. No hay que pensar que vas a preguntar algo tonto, simplemente pregunta porque estás ahí y tienes una persona que sabe más que tú. Por último, si ves que hay algo no aprendiste o que te interesa entra a Internet y búscalo, está todo ahí. 

Todo esto está incluido en un consejo más simple: no rendirse. Es una carrera que nunca acaba. Lo que el último año era lo más innovador el día de hoy quizás es obsoleto. Tienes que estar leyendo y actualizándote constantemente. Si yo me quedo sin leer, sin ver o sin practicar, me atraso muchísimo. Y por último hagan lo que les guste hacer, sigan lo que les apasiona y no traten de compararse o ser lo que otros quieren que seas. Cada uno tiene su propio ritmo.

Josefina Blattmann
Marketing Strategist
Subscribe

Product Innovation Salad Newsletter

The best design & innovation content from the depths of the Internet curated by a team of product design experts delivered to your inbox every 2 weeks.
Gracias por suscribirte!
Oops! Algo salió mal. Vuelve a intentar más tarde.
Suscríbete

Product Innovation Salad Newsletter

EL mejor contenido en Diseño e Innovación de la profundidad de internet curado por nuestro equipo de expertos Product Designers, enviado a tu correo cada 2 semanas.
Gracias por suscribirte!
Oops! Algo salió mal. Vuelve a intentar más tarde.